Objetos Analógicos y Objetos Digitales en Preservación Digital

Objetos analógicos y Objetos Digitales en preservación digital

Una de las cosas que son importantes de distinguir en la preservación digital son los objetos analógicos y los objetos digitales.

Los objetos analógicos, se distinguen porque no son objetos nacidos digitalmente. Desde un libro hasta una postal, pueden ser objetos analógicos. También son objetos analógicos aquellos creados por medios electrónicos y cuya retransmisión es electrónica.

Poniendo varios ejemplos, una cinta de video en VHS o BETA, una película en Super8 o en 35mm son objetos analógicos. Otra cuestión será si después estos objetos son convertidos a un formato digital.

Los objetos analógicos se distinguen por una serie de propiedades que una vez convertidos por el medio que sea en un objeto digital, sus propiedades cambian.

Los objetos digitales, se pueden diferenciar en dos tipos. Los objetos digitales creados a partir de la transformación de un objeto analógico y los objetos nacidos digitalmente.

La digitalización

El hecho de transformar un objeto analógico en otro digital, es el proceso llamado digitalización. En este proceso, se suelen perder propiedades del objeto analógico y se adquieren otras propiedades en el nuevo objeto.

Si tomamos como ejemplo un libro digitalizado, este se convertirá en varios documentos digitales. Cada hoja del libro, incluyendo portadas y contraportadas pasarán a ser documentos digitales con una serie de propiedades.

El libro en sí ya no existirá salvo que se decida como política de preservación agrupar todos los documentos digitales en un solo objeto digital, formando un solo archivo.

Si tomamos otro ejemplo, en el caso de una película en formato Super8 o 35mm que pasa a ser convertida digitalmente, este nuevo objeto se convertirá en otro digital.

En este caso podría ser un video digital o bien todo un conjunto de fotogramas sueltos que mediante software se podrían bien después convertir en un video.

En las dos situaciones anteriores, fotogramas sueltos o video serán objetos digitales con una serie de propiedades.
Estas propiedades de las que te estoy hablando continuamente son las propiedades significativas.

Los objetos nacidos digitalmente

Otro tipo de objetos digitales son aquellos, que nacen siendo completamente digitales. Son los objetos llamados “born digital”. La entrada de este mismo blog, es un objeto nacido digital.

Estos objetos, que tienen sus propiedades características, son por ende, mucho más frágiles que los objetos analógicos. No tienen sustituto.

Un objeto digital proveniente de una digitalización tiene sustituto. En caso de pérdida se puede volver a digitalizar, aun aumentando los costes. Un objeto nacido digital no.

Puedes migrar el objeto digital, puedes cambiarles el nombre, puedes repararlos, pero en ningún momento tiene sustituto.
Por tanto en la preservación digital, hay que prestar particular atención a este tipo de objetos. Son de por sí frágiles.

¿Qué son las propiedades significativas?

Las propiedades significativas de un objeto, son aquellas que distinguen el objeto digital. Son sus atributos, que afectan a su apariencia, comportamiento, calidad y usabilidad.

Las propiedades significativas, se pueden agrupar en cinco categorías:

  • Contenido
  • Contexto (metadatos)
  •  Apariencia (color, tipo de letra)
  •  Comportamiento
  •  Estructura (Paginación, secuencia de las imágenes en un video).

Estas propiedades significativas, tienen que conservarse en el tiempo, y ser siempre accesibles cuando se preservan digitalmente.
Para que te hagas una idea, voy a describirte, varias posibilidades de las propiedades significativas de un objeto.

  •  Tipo de fichero
  •  Formato
  •  Tamaño en bytes
  •  El tipo de letra
  •  Tamaño
  • Color
  • Número de páginas
  • Interlineado
  • Gráficas que hay dentro del documento
  • Secuencia de fotografías
  • Velocidad de los fotogramas
  • Mono o estéreo si es un objeto con audio

Y tú, ¿Qué son para ti las propiedades significativas? Tu opinión me interesa. Puedes opinar, debajo de la entrada del blog.

El porque de la preservación digital

El porque de la preservación digital


Sin duda alguna, cuando se escucha el término preservación digital, pocas personas (salvo los del gremio) entienden su finalidad.
En esta entrada, te voy a explicar, porqué hay que preservar y quién puede preservar.

¿Porqué hay que preservar?

Documentos en la nube
Documentos en la nube

No haré una filosofía de porqué. Sin embargo, si te explicaré los motivos.

Hay que perservar digitalmente porqué sino, no tendremos cultura de aquí a unos años. Así de claro.

Desde hace ya unos años, se generan miles y miles de documentos en digital.

Ayuntamientos, asociaciones, gestorías, universidades, un montón de organizaciones privadas y públicas generan documentos digitales.

También por supuesto, personas individuales. Ahora bien, ¿hay quién se preocupa de que estos datos generados en algún momento se custodien y sean accesibles?

El problema de fondo es reiterativo. No se preserva, porque nadie se ocupa. Tampoco se preserva con la excusa de que no hay dinero. No se preserva porqué nadie quiere ser responsable.

Ni muchos menos estoy cargando tintas contra nadie. Es cierto, que todavía nos queda por recorrer un gran camino para llegar al nivel anglosajón en estos términos.

Aún así hay pequeños pasos, que se hacen en una dirección u otra. Pequeñas instituciones con mayor o menor presupuesto, van haciendo su labor poco a poco.

De poco sirve tener especialistas teóricos si no les pone a trabajar en la materia. Pero también es cierto que todavía hay una gran falta de formación, que mejore la actual en estos términos.

¿Y las personas individuales?

Antiguamente, la familias con mejor poder adquisitivo, eran las encargadas de guardar documentos, fotos, o películas de cine mudo en sus archivos. Algunas han sido cedidas después a archivos.

Ahora bien, ¿que pasa con lo que se genera actualmente?. El coste de almacenamiento es casi cero (Anderson, 2009).  Todo el mundo confía en la nube. Pero la nube no es perfecta.

La nube está compuesta por empresas que buscan rentabilizar su modelo de negocio. Si ese negocio un día no funciona, se cierra. ¿Qué pasa entonces con tus documentos? ¿Hay algún término legal para reclamar?¿Qué harás?¿Qué hará una institución?

El peligro de la no preservación y conservación digital

Seguro que algún momento tu has sido pequeño. Tu abuelo orgulloso, te enseñaba las fotos de la familia, las de tu tío, tu tía o de cuando tu abuelo se casó. Esto en el fondo es legado. El legado es cultura. Si esto lo trasladamos a nuestras fechas de hoy en día, es posible que la situación sea un poco caótica.

Tu serás abuelo algún día, ¿qué le enseñarás a tus nietos?¿Fotos en Facebook?¿Y si por ese entonces Facebook ya no existe? Hay que empezarse a preocupar por preservar, el legado digital personal y el institucional.

La creación de políticas de preservación digital se hacen necesarias tanto en cuánto,  tenemos tiempo de hacer las cosas bien.

De este blog, te voy a ir enseñando paso a paso, formación adecuada en preservación digital. Puedes participar tanto como quieras, enviarme un correo o hacerme alguna propuesta, soy receptivo.

Hasta la semana que viene.

Cita:

Anderson, Chris. (2009). Gratis. El futuro de un precio radical. Ediciones Urano, S.A. ISBN: 978-84-936961-0-8

Y tú, ¿te preocupas de preservar tus documentos digitales? Puedes opinar en la entrada del blog.