Mis cintas de Cassette…¿Qué hago con ellas?

Mis cintas de Cassette…¿Qué hago con ellas?

Resulta que un día Pedro, encontró en un armario medio corroído por la carcoma, unas cintas de cassette con voces de su abuelo. Mira por donde, le gustaría recuperarlas, es decir convertirlas en digital. No tiene una tarea fácil por delante.

Pero tiene primero tiene que conseguir un lector de radio cassette a no ser que tenga uno en su casa y después apañárselas para trasladar el sonido de un sitio a otro. En otras palabras convertir el sonido analógico creado con un aparato electrónico en un documento digital y por tanto frágil.

Uno de los problemas a los que va a enfrentarse Pedro es a la calidad del sonido. Para ello, tendrá que confiar en que las cintas están bien conservadas.

Una primera aproximación en bajo coste y totalmente casera, seria disponer de un reproductor de radio cassette, un cable macho-macho Jack de 3,5 mm  y un ordenador con entrada de audio.

La conexión sería de la siguiente forma:

En el aparato reproductor de radio cassette, en la salida de audio, conectamos el cable Jack de 3,5mm. El otro extremo del cable, lo conectamos a la entrada de audio del ordenador.

Una vez tenemos este escenario, se trata de introducir la cinta en el reproductor de cassette. ¿Y qué pasa con el ordenador? En el ordenador tendrás que tener un programa que registre el audio de la cinta de cassette.

Una solución económica es utilizar el programa audacity que está disponible para MAC, WINDOWS y Linux. Tienes que tener en cuenta, que este programa es gratuito y que hay otros programas de pago con mejores prestaciones.

No voy te voy a explicar cómo funciona audicity completamente. Lo que si te voy a indicar es que cuando tengas todo el software grabado,  tendrás que grabarlo en un formato que después tengas todo el sonido posible. Ese es el formato WAV.

Seguramente estás acostumbrado al MP3, pero el formato MP3 es un formato de audio de baja calidad, ya que la señal está recortada. Quiero decir con esto que el formato MP3, tiene señal de audio que nuestro oído no escucha recortado. De esta forma, aunque no lo parezca, el sonido es pobre, tanto en calidad como en cantidad. Es decir una combinación cassette mp3, está muy bien para tus músicas favoritas y que las puedas escuchar en tu IPOD. Sin embargo para realizar preservación digital aunque sea casera no.

Por tanto, es recomendable y aunque guardes información digital en tu casa, que tengas a mano un formato que permita conservar todo el sonido posible. El formato que más se utiliza en este aspecto es el formato WAV.

Por tanto cuando acabes de grabar toda la cinta en tu programa de audio, tienes que exportar la cinta grabada a formato WAV. Si no tienes ni ideas de formatos ni de extensiones, dedicaré pronto una entrada completa a explicar extensiones y formatos para tengas una referencia clara de que es cada cosa y puedas actuar en consecuencia.

A continuación te dejo un video un curso que impartí este pasado verano en JACA. Uno de los escenarios que explicaba era precisamente este.

Nota: No te suscribas al canal donde está alojado este video, porque no es donde subiré el resto de los videos que tengo preparados sobre preservación digital.

Te dejo el vídeo y espero que disfrutes con él.

Y tú, ¿cómo conviertes tus cintas de cassette a digital?

También te pueden interesar las siguientes entradas anteriores

Qué es la preservación digital
Recomendaciones para la elección de un escaner

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *